Chorizo de soya

Publicado por

La primera y única vez que compré chorizo de soya, quedé bastante decepcionada pues no tenía nada, absolutamente nada de sabor: parecía soya texturizada pintada, es por eso que decidí preparar mi propio chorizo de soya quedando muy satisfecha con el resultado, además me di cuenta que es bastante sencillo y económico hacerlo, resultando una gran opción para esas ocasiones en las que queremos descansar un poco de la carne o por simple gusto. ¡Manos a la obra!

Porciones: 2

Ingredientes: 

  • 1 taza copeteada de soya texturizada (75 grs. aprox.)
  • 3 tazas de agua
  • 8 chiles guajillos
  • 3 dientes de ajo
  • Un trozo pequeño de canela en rama
  • 5 pzas. de pimienta gorda
  • 5 pzas. de clavo de olor
  • 1/2 cdta. de orégano
  • 1/2 cdta. de comino
  • 3 hojas de laurel
  • 1 Cda. de vinagre blanco
  • 1 cdta. de sal

Procedimiento:

  1. En una olla o cacerola, pon a hervir las 3 tazas de agua, una vez que hierva, apaga el fuego, agrega la soya texturizada y deja que se hidrate durante 5-10 minutos.
  2. Ya que se hidrató pásala a un colador para que se escurra, deja que se enfríe, exprímela lo más que puedas con tus manos para eliminar el exceso de agua y colócala en un topper o refractario y resérvala.
  3. En un comal a fuego medio-bajo, tuesta los chiles (retira las venas, semillas y rabo antes de tostarlos), los dientes de ajo y la canela cuidando que no se quemen.
  4. En el vaso de la licuadora, vacía los ingredientes que tostaste junto con las pimientas, clavos de olor, orégano, comino, laurel, vinagre, sal y 1/2 de taza de agua tibia (yo he ocupado del agua en que se hidrató la soya) y licúa perfectamente. Si ves que la licuadora se atasca, detenla, revuelve un poco la mezcla con ayuda de una palita o cuchara y vuelve a licuar, pero no agregues más agua, ya que la textura que necesitas es espesa, como de una papilla.
  5. Vacía lo que acabas de licuar sobre la soya y con ayuda de una cuchara o palita mezcla bien para que toda la soya se impregne del adobo. Déjala marinar almenos por 3 horas. Si es posible, guárdala en el refri y ocúpala hasta el día siguiente.

Degustación:

Al día siguiente, calienta un sartén con un poquito de aceite, de preferencia uno antiadherente, y dora el chorizo de soya a tu gusto. Puedes usarlo para prepararte unos tacos, molletes, huevos, pizza o ¡en tu receta favorita!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s